Las actividades económicas en Barcelona

Las actividades económicas en Barcelona han marcado el eje principal del país.

El complejo industrial de Barcelona y su área metropolitana ha sido el centro de la red industrial catalana, la más importante de España.

Las principales actividades han sido la metalúrgica, la de la construcción y el textil (la más mermada).

Además de la química, el papel y las artes gráficas.

En 1950 el sector secundario ocupaba el 50,6% de la población activa de la ciudad.

Proporción que en 1970 era similar.

En una parte considerable formada por inmigrados; en 1995, en cambio, la proporción se había reducido a menos de la mitad (20,4%).

El proceso de descongestión industrial de Barcelona queda reflejada en la pérdida de peso absoluto y relativo del sector secundario:

134.029 trabajadores en 1995 frente a los 340 000 de 1964.

En Barcelona sólo le queda la Zona Franca como gran área propiamente industrial.

La construcción, actividad particularmente afectada por las recesiones y expansiones, mantiene una gran importancia.

La crisis de los años ochenta se manifestó en un alto porcentaje de paro y en la existencia de casi 70.000 viviendas vacías (1982) en el núcleo urbano barcelonés.

La designación de Barcelona como sede olímpica en 1987 y el consiguiente remodelado de la ciudad reactivaron este sector.

Desde la mitad de los años setenta, la terciarización de la ciudad, ha sido sostenida y progresiva.

Consecuencia tanto del traslado de la industria fuera del municipio como del gran aumento de los servicios:

En 1960 el sector terciario ocupaba 50% de la población activa; en 1975, el 61,8% y en 1995, cerca del 80%.

Este importante incremento representa la consolidación de Barcelona como centro de servicios de su área metropolitana y de Cataluña.

Además, como centro turístico de alcance internacional.

Dentro de este sector, las actividades que ocupan más trabajadores son la enseñanza y la sanidad (42%), y el comercio (21%).

El pequeño comercio, sector tradicionalmente muy importante en Barcelona, ​​ha tenido que hacer frente y adaptarse a la irrupción.

Primero, de los supermercados y, posteriormente, a la expansión de antiguos grandes almacenes como El Corte Inglés.

Además de la instalación de grandes superficies comerciales como los centros de les Glòries y l’Illa Diagonal.

Cabe destacar, la Maquinista (que recibe este nombre debido a que es emplazado a los antiguos terrenos de la empresa la Maquinista Terrestre y Marítima), el más grande de Cataluña y que fue inaugurado en 2000.

Este año abrió también el centro comercial y de negocios World Trade Center, situado en el Port Vell.

Las actividades económicas en Barcelona