Servicio de Taxi Santa Coloma de Gramanet

Viaje con Taxi Santa Coloma de Gramanet para sus desplazamientos Aeropuerto de Barcelona.

Realizamos servicios de Taxi a  Santa Coloma de Gramanet y desde Santa Coloma de Gramanet a cualquier punto de la Península.

Utilice la empresa de Taxi Santa Coloma de Gramanet más consolidada para sus viajes.

Taxi Rapid BCN es la empresa de Taxi Santa Coloma de Gramanet mejor valorada por sus clientes.

Servicio Especial Preferente Taxi Santa Coloma de Gramanet.

Contacte con Taxi Rapid BCN en el Teléfono 622 633 645, servicio 24 horas.

Sobre Santa Coloma de Gramanet

Santa Coloma de Gramanet es un municipio de la comarca del Barcelonès.

Situado a la izquierda del Besòs, a la salida del desfiladero de Montcada.  

Tiene una población de 120.000 habitantes y una extensión de 7 km 2.

Situación de Santa Coloma de Gramanet

Limita al norte con el término vallesano de Montcada i Reixac, al este con Badalona y al sur con Sant Adrià de Besòs.

En 1945 Barcelona anexionó un sector que Santa Coloma tenía a la derecha del Besòs.

En 1937 adoptó el nombre de Gramenet de Besòs.

La sierra de San Mateo se inicia a la izquierda del Besòs y desde el desfiladero de Montcada sube por:

La Guinardera, la Placeta dels Llops, el turó del Pollo o Puig Castellar, els turons de les ermites de Sant Climent y Sant Onofre.

Siguiendo los límites, encontramos a levante la sierra de Mosques d’Ase, con el Espirall y Can Butinyà, que continúa hacia el sur.

Pasado un clapisser de rocas, la cresta declina hasta llegar a la plaza de la Villa de Santa Coloma, centro geométrico y municipal.

Esta segunda sierra divide el término en dos valles de diferente altura, el Valle Carcereny o de la Pallaresa, alta y atorrentada, y el valle de Sistrells.

El Besòs tiene un arenal de 100 a 130 my es canalizado.

Además, es muy rico en aguas subálveas.

Su régimen fluvial conlleva grandes intermitencias, con riadas frecuentes en primavera y otoño.

El fuerte desmonte, el aumento demográfico del Barcelonès y la industrialización han chupado considerablemente las reservas de la bolsa acuífera.

El Parque de la Sierra de Marina

La parte más montañosa y septentrional del término alberga el sector suroccidental del Parque de la Sierra de Marina.

Una parte está fuera del municipio de Santa Coloma, pero queda incluida en el Espacio Natural de la Conreria-San Mateo Cèllecs, definido en el PEIN.

La Sierra de Marina ocupa la franja suroeste de la Cordillera Litoral Catalana.

Cierra el anillo verde del área metropolitana de Barcelona por el norte.

Representa una de las piezas fundamentales en el equilibrio medioambiental de esta zona, junto con el Delta del Llobregat, Collserola y Garraf.

En marzo de 2000 se inauguró un tramo de aproximadamente 6 km del llamado Parque Fluvial del Besòs

Con los ayuntamientos de Santa Coloma, Barcelona y Montcada i Reixac.

Este parque, recupera los márgenes del río Besòs para usos ciudadanos, configurando una de las mayores extensiones de zona verde del Área Metropolitana.

Comunicaciones

La carretera BV-5001, que une Sant Adrià de Besòs con la Roca, por Montcada y Montornès, atraviesa el núcleo urbano de la ciudad.

Durante muchos años, Santa Coloma se comunicó con Barcelona principalmente por el Puente Viejo, construido en 1953.

En 1987 se inauguró el puente del Molinet y en 1992 el puente de Can Peixauet.

Con motivo de la celebración de los juegos olímpicos de Barcelona se remodeló el circuito de entrada a la ciudad condal por el sector norte.

La construcción del Nudo de la Trinidad permite el acceso directo desde Santa Coloma, mediante la autovía urbana B-20.

También está la autopista C-58 en dirección Terrassa. Además de la C-33 en dirección Montmeló.

Ambas con conexión a la AP-7, así como en la autovía C-17 (Eje ​​del Congost).

Finalmente, el cinturón de circunvalación de la ciudad (Ronda de Dalt y Ronda del Litoral).

Este cinturón conecta, a su vez, con otros ejes viarios principales como la C-31 (Eje ​​Costero), ya en el término de Sant Adrià de Besòs.

Dicha autovía B-20 atraviesa el sector septentrional del término de Santa Coloma.

Más tarde, enlaza con la autopista C-32 (Corredor del Mediterráneo), ya en el municipio de Montgat.

La historia de Santa Coloma

La historia de Santa Coloma inicia poco antes del año 1000, en la época de repoblación del sector.

El hallazgo de un tosco capitel románico cerca de la Iglesia Vieja parece indicar la existencia de un pequeño cenobio y pequeña iglesia.

La iglesia de Santa Coloma se menciona en un pergamino de Ramon Berenguer I del 1.019

Con más precisión el Cartulario de Sant Cugat del Vallès (con la referencia al lugar de Gramenety el templo dedicado a Santa Coloma)

El 1024 una mujer piadosa dio al mismo monasterio su hijo Arnau y los bienes que tenía en Santa Coloma de Gramenet.

Fue el 1,056 cuando Ramon Berenguer I y Almodis dieron la iglesia de Badalona a la canónica de la catedral barcelonesa.

En la baja Edad Media Santa Coloma constaba de una serie de casas de lujo al abrigo de la iglesia, cerca del Besòs.

También unas 15 grandes casas, con explotaciones agrarias más importantes, algunos de los cuales se han conservado como son:

La Torre Baldovino, el Mas Carcereny, la Torre Pallaresa, Mas Fonollar y Can Paixauet.

Otrass han desaparecido como Can Franquesa, el Mas Marino, la Torre Roja, Can Martí, Can Ripa, Can Gener y quizás Can Pascali .

También tuvieron importancia los molinos de harina en la orilla izquierda del Besòs.

Santa Coloma fue cedida por los canónigos de la sede en la Pia Almoina

Los derechos que tenía la familia Moncada (con los de Badalona, ​​Tiana y Alella) pasaron en 1225 a Ramón de Plegamans.

En 1240 los dejó en testamento a la catedral barcelonesa.

La población fue considerada uno de los pueblos foráneos del territorio de Barcelona.

A lo largo del siglo XV la proximidad del monasterio de San Jerónimo de la Murtra, hizo más conocido el pueblo

El clima sano del lugar hizo de refugio contra las frecuentes epidemias que asolaban la ciudad de Barcelona.

Por esto, en 1589 se refugió en Santa Coloma el Consolat de Mar.

La población sí que padeció, sin embargo, otros hechos que fueron muy negativos para la prosperidad del sitio.

En el siglo XVII Santa Coloma también sufrió importantes trastornos durante el alojamiento de las tropas castellanas.

El Cristo de los Segadores estuvo guardado en alguno de los caseríos de estos alrededores.