Museu del Traginer en Igualada

Le recomendamos que visite el Museu del Traginer en Igualada.

Los arrieros fueron durante centurias uno de los más importantes elementos dinamizadores del territorio.

Hacían posible el intercambio de mercancías.

Así como de información entre las masías de los pueblos y ciudades.

Esto sucedía por que los habitantes permanecían fuertemente arraigados a su entorno más inmediato.

A partir del desarrollo tecnológico iniciado en la Revolución Industrial, el siglo XX vivió la gradual sustitución del caballo de sangre por el caballo de vapor.

Al mismo tiempo, la figura del arriero mutaba en lo que hoy día es la figura del transportista.

La rapidez, el incremento de la capacidad de carga y el propio desarrollo de los conceptos de salud pública en las cada vez más pobladas áreas urbanas acabaron por hacer desaparecer de pueblos y ciudades a los arrieros.

No obstante, estos mantienen su presencia y su legado cultural a través de la fiesta de los “Tres Tombs”.

El Museo del Arriero-Colección Antoni Ros, nos cuenta la evolución del transporte.

Una exposición, tanto de mercancías como de personas empleando energías de sangre.

Al tiempo nos muestra los diferentes oficios que hacían posible el hecho porteador en nuestro país.

El museo está ubicado en la antigua masía de «Cal Merdetes», del siglo XVIII.

Así mismo, muy cerca del casco antiguo de la villa.

Cuenta con más de 1.000 metros cuadrados de exposición distribuidos en tres grandes plantas:

Primera planta: la Sala de la Evolución del Arriero y la Sala de los Oficios.

Con once oficios representados: carretero, guarnicionero, botero, curtidor, herrador, veterinario …

Segunda planta: la Sala de los Adornos, la Sala de los Tres Tombs y la Sala de los Carros de Servicio y Campesinado.

Tercera planta: Sala de los Carruajes de la Burguesía y la sala dedicada al fundador del Museo, la Sala Antoni Ros, donde expone su obra escultórica.

Una amplia representación de herramientas y utensilios que acumulan estos oficios.

Junto a la presencia de diferentes carros, carruajes, sillas y guarniciones.

Esto hace de la Colección Antoni Ros un auténtico museo de las artes y oficios aplicados al mundo del transporte en la Catalunya Moderna.

Museu del Traginer en Igualada

Descubre más museos en Barcelona