Visitas al Castillo de Berga

El Castillo de Berga se yergue sobre la ciudad. También llamado Castell de Sant Ferran o Castillo de San Fernando.

A lo largo de su existencia sufrió diversas vicisitudes y actualmente es un lugar muy dañado.

El castillo se documenta ya en el siglo IX, y en el siglo XI era bajo el dominio de los condes de Cerdanya.

Con el tiempo sufrió numerosas refacciones, la más importante de las cuales se llevó a cabo en el siglo XIX, en la primera guerra Carlista.

Momento en que se repuso totalmente, después de que la guerra de la Independencia la hubiera dejado arruinado.

Fue en esta época que se levantaron torres, muros, fortines, etc.

Sin embargo, quedó abandonado tras la guerra, y el terreno fue adquirido por particulares.

Convertido en hotel, sus muros empezaron a rodearse de residencias unifamiliares adosadas al mismo.

A finales de los ochenta el castillo pasó a manos de la administración, que limpió los alrededores, recuperando la fisonomía del siglo XIX.

Se ha recuperado, por ejemplo, el lado este, que había permanecido tapado por chalets.

Además, se han derribado construcciones que le habían sido anexadas por los propietarios del hotel.

Como las cocinas, que escondían las estructuras de la fortaleza.

Actualmente el castillo es la sede del consejo comarcal, pero también dispone de espacio para realizar exposiciones y organizar actos culturales.

Castillo de Berga